Vota futuro...

Vota futuro...
VOTA ADELANTE ANDALUCÍA

No se puede estar con los verdugos y con las víctimas




La portavoz parlamentaria de Izquierda Unida en Justicia e Interior, Inmaculada Nieto criticó que los mismos eurodiputados y eurodiputadas del PSOE y el PP que clamaban por intervenciones militares en Siria en 2013, incluso sin el aval de Naciones Unidas, ahora se muestren formalmente conmovidos por un conflicto armado alentado y financiado por la propia Unión Europea y por su rama militar, la OTAN. “Si se autoriza que se tiren bombas, quien no quiere morir huye”, incidió. 

En respuesta a la comparecencia del consejero del ramo sobre la inmigración en materia de acogida de refugiados, Inmaculada Nieto aseveró que al no cuestionar el modelo militarizado de relaciones internacionales, PSOE y PP mantienen una postura hipócrita y facilitan que la OTAN siga extendiendo su estrategia de guerra que provoca la salida masiva de personas que ahora necesitan nuestra ayuda. Nieto afeó esta actitud en Andalucía, donde le ponen la alfombra roja a Estados Unidos al aceptar convertir Morón y Rota en la base permanente de agresión e injerencia contra los pueblos de África o saludan entusiasmados macromaniobras militares en suelo andaluz que no hacen sino incrementar el nivel de tensión peligrosamente.

 
Nieto, en alusión a la disposición presupuestaria para los refugiados, consideró cínica la actitud del Gobierno central regateando y presumiendo de establecer un fondo de doscientos millones de euros para atender a los refugiados mientras se han gastado ocho mil setecientos millones de euros extra-presupuestarios en Defensa desde que inició la legislatura.

IU Andalucía considera que no se puede estar “piadosamente conmovidos” por las duras imágenes que impactan estas semanas con la crisis de los refugiados, y al mismo tiempo, estimular los bombardeos sobre los territorios de los que proceden esos mismos refugiados. Ser el pirómano que prende el fuego para luego pretender ser el bombero que venga a apagarlo es una cínica y repugnante actitud que está provocando un enorme sufrimiento en millones de personas, cuando, de fondo, lo que subyacen son miserables intereses militares, energéticos y económicos.

Septiembre/2015