Vota futuro...

Vota futuro...
VOTA ADELANTE ANDALUCÍA

IU aprueba su documento para impulsar la campaña ‘Que no nos jodan la vida’, la iniciativa más ambiciosa para actuar en los espacios de conflicto


Los/as dirigentes federales Sira Rego y Jaime Aja explican que “no estamos frente a una campaña puntual ni dirigida a un sector concreto, tampoco se busca apoyar una o dos medidas legislativas, se trata de unir las luchas e impulsar la movilización hasta que sea permanente”
La Coordinadora Federal de Izquierda Unida, órgano de debate y de dirección de esta organización, ha puesto en marcha con su respaldo unánime el contenido del documento político para impulsar la campaña ‘Que no nos jodan la vida. Acabemos con la precariedad’, que arrancó el pasado mes de noviembre a nivel estatal. Con este documento, junto a la Guía de Campaña remitida a las distintas federaciones, además de las reuniones que tendrán con ellas los/as miembros de la Comisión de Campaña, se completa el lanzamiento de la que hasta ahora es la iniciativa más ambiciosa de IU para actuar en los espacios de conflicto.

La responsable federal de Estrategias para el Conflicto, Sira Rego, y el responsable de Análisis Electoral, Jaime Aja, han sido los encargados de presentar en la última reunión de la Coordinadora Federal en Madrid tanto el citado documento como el seguimiento y los próximos hitos de la campaña. Rego insistió durante su intervención en que desde el principio no se quiso hacer una “campaña clásica”, sino “cambiar las formas de trabajo y reorientar la práctica política para construir procesos de acumulación de fuerzas con los que la militancia pueda influir en los espacios de conflicto” para así se pueda llegar mejor a la ciudadanía.

Explicó que a partir de estos objetivos se ha puesto a disposición de la militancia la “Guía de Campaña, con una propuesta de intervención que, a través de su aplicación en los distintos territorios, nos permita diagnosticar, activar y coordinar los esfuerzos hacia los espacios de construcción política más allá del marco estrictamente institucional”.

Estas actuaciones se completan con la puesta en marcha de la Comisión Federal de Campaña”, que conforman distintas responsabilidades a nivel federal, “con el propósito de hacer el seguimiento e impulsar las distintas líneas de trabajo que la componen”.

Sira Rego afirmó que se avanzará sobre todo ello, a lo que ayudarán tanto el resumen elaborado de la Guía de Intervención, como el documento político para el debate ya aprobado. Se busca, entre otros avances concretos, “poder elaborar un laboratorio de experiencias de intervención en los conflictos” y conseguir las “mejores herramientas para prever, influir y organizar la participación” en los mismos.

Entre las tareas inmediatas fijadas por IU para cada una de sus federaciones están “constituir comisiones de seguimiento en cada una de ellas”, que se facilite información fluida de los “encuentros formativos” que se realicen sobre la campaña una vez que se coordine un calendario a nivel federal para celebrarlos. Jaime Aja, por su parte, desarrolló más ampliamente los argumentos políticos que contiene el documento aprobado para impulsar la acción ‘Que no nos jodan la vida. Acabemos con la precariedad’. Abundó en la idea de Sira Rego sobre que “no estamos frente a una campaña puntual ni dirigida a un sector concreto, tampoco se busca apoyar una o dos medidas legislativas. Se trata de que utilicemos la campaña para unir las luchas, para mostrar que nuestros problemas tienen un problema común y que la solución también tiene que ser común. Se trata de impulsar la movilización hasta que sea permanente”.

“Esta campaña es nuestra herramienta para ser parte del conflicto -resumió-, organizándolo y conectando con los conflictos existentes en el territorio. Porque esta situación tiene alternativa, no es la historia de miles de fracasos individuales. Esta es la historia de unos gobiernos que han emprendido políticas que ponen en riesgo nuestras vidas”.

El dirigente federal de IU expuso que no nos enfrentamos sólo a una “precariedad laboral, que afecta globalmente a las condiciones de trabajo y conlleva una rebaja de los derechos laborales”, sino que “también es una precariedad vital, que hace difícil, cuando no imposible, un proyecto de vida emancipado y libre”. Aja denunció también, y así se plasma en el documento político, las imposiciones que se ejecutan desde el poder para aplicar todo esto, que van desde la “individualización de las relaciones laborales”, para romper así las relaciones de solidaridad entre trabajadores, a la “culpabilización de las trabajadoras y trabajadores de su situación de paro y precariedad”, todo ello para que se acepten las actuales condiciones de trabajo y que la “precariedad, que no es un fenómeno inocente, sirva finalmente como instrumento para disciplinarnos en el trabajo”.

El responsable federal de Análisis Electoral aconsejó a toda la militancia de Izquierda Unida “que hable en esta campaña en primera persona. Las gentes de IU somos trabajadores y trabajadoras, sufrimos la precariedad, la explotación y el paro. Necesitamos expresar eso pero desde dentro, no como observadores, sino en primera persona”.

“El objetivo final -concluyó- es construir conciencia de clase. Tenemos que ir desde lo concreto a lo general, señalando las causas y a los culpables comunes, y construyendo soluciones colectivas”.