Vota futuro...

Vota futuro...
VOTA ADELANTE ANDALUCÍA

Maíllo pide a Díaz “cambio de gobierno, cambio de rumbo y cambio de actitud”

IU propone aumentar del 45 al 60 por ciento la financiación no condicionada de los ayuntamientos
En la sesión de control al ejecutivo, el portavoz parlamentario de Izquierda Unida Andalucía, Antonio Maíllo, ha interpelado a la presidenta de la Junta sobre el balance de colaboración y cooperación entre las Junta de Andalucía y los ayuntamientos de la comunidad, cuando acaban de cumplirse dos años desde las elecciones municipales.
Maíllo ha hecho referencia al encuentro organizado esta semana por IU para hacer balance de esta primera mitad de la legislatura local con más de 80 alcaldes y portavoces municipales de IU en el que han diagnosticado, desde su práctica municipal,  "el ataque brutal  y minusvaloración del gobierno central con los ayuntamientos", con la principal estrategia "de privatización de servicios municipales". "El apoyo del PSOE a la investidura de Rajoy y a los PGE no es buen camino para ayudar y colaborar con los ayuntamientos andaluces en esta larga situación de asfixia", apunta Maíllo.
Ha reconocido el aumento del Plan de Cooperación Municipal (8,9%), pero ha insistido en definir el porcentaje de fondos transferidos (de la Patrica) a los ayuntamientos y ellos los ejecutan (fondos incondicionados) y cuáles son los fondos condicionados, "ahí está la trampa". Maíllo ha puntualizado que, actualmente, los fondos incondicionados, de la Patrica, "no llegan a la mitad" del citado plan, quedándose en el 45,5 por ciento.
En este sentido ha propuesto que, "de aquí al final de la legislatura", ese porcentaje de la Patrica "pase al 60 por ciento para 2018, y al 80 por ciento para 2019". Maíllo ha defendido que dicha propuesta no acarrea costes, porque "se trata de sustituir los fondos finalistas, condicionados, por fondos incondicionados".
Maíllo ha emplazado a Díaz, tras perder las primerias de su partido, a realizar un cambio del gobierno porque el actual está "agotado, obsoleto, conservador, sin inercia y sin iniciativa", un cambio "de rumbo para que defina prioridades" y en tercer lugar,  un "cambio de actitud". "De las derrotas -ha finalizado- se aprende más que de los éxitos porque nos coloca en el centro de la humildad".